A pata pelá de Felipe Gómez

Al leer A pata pelá (Cocorocoq editoras) me fue imposible no rememorar nuestros juegos de infancia, esos en los que el cuerpo, la imaginación y uno que otro accesorio bastaba para abrirnos un mundo de posibilidades, recuerdos de tardes enteras junto a los amigos y amigas del barrio, son los que permite revivir este libro.

Se trata de un poemario, escrito por Felipe Gómez e ilustrado por Paula Bustamante que, si bien está dirigido a niños y niñas, permite generar dinámicas de baile, gestos, rimas y versos libres que divertirán y encantarán hasta los más adultos del hogar. 

Este poemario no solo permite jugar mientras se va leyendo, si no también hace referencia a viejas costumbres y tradiciones que en las calles, por suerte,  aún es posible observar, y que invitan a descubrir parte de nuestro folclore, como jugar con barro o piedras, elevar volantines, rituales de lluvia, noche y fuego, hasta emitir versos y gestos cotidianos como los bramidos del ser humano:

“Nace el ser humano y ¡Buaaaaa!

Come el ser humano y ñam, ñam, ñam,

Bebe el ser humano y glup, glup,glup

Duerme el ser humano y zzzzzzzzzzz”

“El juego del barro se juega 

con las manos, con los pies 

de cabeza o al revés.

Qué importa si usted es burro, 

pero no sea tan duro. 

Si acaso queda de porro 

no se aprendió bien el coro”

 

Una invitación a leer, jugar y disfrutar en familia, con hermosas y enérgicas ilustraciones que acompañan con ritmo, color y viveza estos versos que bien podrían ser musicalizados y recreados por quienes anhelamos aún andar a pata pelá, los patipelaos.

Share This